h1

En continuo movimiento

enero 18, 2007

En mi opinión, que siempre puede estar más que errada, me choca cuando la gente dice soy el mismo de siempre la gente no cambia, y luego digan cosas como que se que he cambiado aspectos de mi, y algunos que me quedan por cambiar ¿en qué quedamos? Reafirmo que todos y todas llevamos un disfraz que nos sacamos en la soledad o ni siquiera sabemos que lo llevamos puesto, porque si contáramos y fuéramos conscientes de todo lo que sentimos o pensamos seriamos, quizás no vistos, sino tratados como un loco, o algo raro e incongruente a lo que temer ya que escapamos de ciertos cánones establecidos en cada época, sociedad, entorno, cultura,….
A lo largo de mi vida la gente me ha contado pensamientos, búsquedas secretas, sentimientos y luego se contradicen, ¿será hipocresía o simplemente el hecho de un cambio no visible? Si, todos y todas cambiamos, lo que yo busco en mi vida no se asemeja en nada a lo que buscaba hace pocos años, ni siento como años atrás, ni pienso, ni tengo los mismo valores, para positivo o negativo he progresado, no puedo mutar mi temperamento natural de replicar cuando creo que me mencionan o cuando tengo una opinión diferente, o de sentirme herido e insultar cuando me siento insultado, con todo ello he nacido; pero si puedo modificar mi personalidad, porque en mi se encuentra un asesino, un loco, un filántropo, un melancólico, un alegre, un soñador, un realista, un ignorante, un filosofo, una persona fría y cariñosa, y todo lo que os podáis imaginar, si no nunca podría ser actor, ni existiría tal oficio, o por lo menos como creo que entendemos muchos y muchas el arte de interpretar.
Hace unos días una amiga (a la que le mando un besazo muy grande) interpretaba un texto teatral (no publicado) de una forma increíble, ya que es un texto que más gente ha leído y no consiguió acertar en lo que yo quería decir a pesar de conocerme desde hace unos cuantos años, si salían certezas, pero también malas interpretaciones, y de las mas inverosímiles, solo ella (la que más se acercó) y otra persona, lo consiguieron en gran parte, no en su totalidad, por supuesto, porque ni siquiera yo puedo ver todo lo que en él hay (refiriendo a aspectos psicológicos). Interpretamos en base a lo que pensamos y los datos conscientes o inconscientes que tenemos y si tenemos datos fundados o infundados de otra persona nuestra interpretación variaría seguramente. Si leyera el texto en un momento futuro, seguramente su interpretación hubiese variado, textos míos que eran interpretados de una manera, luego fueron releídos por la misma persona y cambio su interpretación, ya sea porque dejaron de creer en mí, tienen nuevos datos, erróneos o acertados, sobre lo que ven de mi persona, etc.… estoy seguro de que si escribo esto, o anteriores textos hace un año, o dos años, más de uno y más de una que ahora me juzgan o critican malamente, me hubiesen felicitado, incluso llamado artista, o valoraciones de esas que tanto me cuesta creer, ¿Es eso hipocresía, es una mentira, o la verdad de ese momento, ya sea por caer bien, alagar, sentirse identificad@ sin sentimientos o sensaciones negativas de por medio, etc.…?
Media verdad es una mentira porque la otra media que falta es la parte que completa un algo que visto sería interpretado de diferente forma, y siempre con una visión personal de los hechos, ya que por el momento la ciencia no nos ha dado el poder para intercambiarnos los cerebros y cada uno y cada una estructura de forma diferente e íntima. ¿Acaso hay alguien que cuente toda la verdad? y con esto me refiero, a todo lo que pasa por su mente, obviando todos los filtros, sobre todo los morales. No creo que eso ocurra, por lo tanto ¿Dónde está la sinceridad cuando la mayor parte de los pensamientos, emociones o sensaciones nos las callamos de forma consciente o inconsciente?, ¿Dónde se encuentra la franqueza si obviamos partes de nosotr@s mism@s?
Tengo una compañera en teatro que estructura de una forma curiosa, muy metafísica y que se escapa de una lógica que podríamos llamar común, hoy me preguntaba, después de una serie de comentarios (siempre en un tono tranquilo y de respeto) sobre un trabajo de la escuela, si me había parecido mal una serie de opiniones con las que yo no estaba de acuerdo, se sentía…como decirlo…con la certeza de haberme molestado, de haber herido mis sentimientos, por supuesto le conteste lo que sentía en ese momento, “no, claro que no” fue mi respuesta, a veces es difícil entenderla, pero en estos casos tengo bien entrenado el ponerme en el lugar de los y las demás y supe con certeza que sus palabras no eran con intención de ofender, si no con intención de hacerse ver y de ofrecer su opinión. Ella interpreto de mí que me había parecido mal y a mi ni siquiera me había pasado por la cabeza que su intención fuera esa. ¿Quizás ella pensaba que si sus palabras hubiesen salido de mi boca y escuchadas por sus oídos se hubiese ofendido con seguridad? Creo que si ella piensa que me ha ofendido (a pesar de no haber hecho nada para demostrarle tal creencia) es porque ella se hubiera sentido ofendida si hubiese estado en mi lugar y daba por hecho que yo me había sentido así. ¿Cuántas veces nos pasan tales cosas?, ¿Cuántas veces nos quedamos colgados y colgadas con un pensamiento de y si…? Incluso… ¿Cuántas veces pensamos, por qué hice eso?, ¿Por qué me hizo eso?, ¿No se da cuenta de que me ha hecho daño?, ¿No se da cuenta de lo que hecho por él/ella? La percepción de los y las demás no es la nuestra, y lo que tú veas puede ser obviado toda la eternidad, o lo que veas en alguien no tiene por qué ser visto por la persona observada.
El otro día leímos una pequeña obra de una compañera, era una pieza difícil, aparentemente falta de conflicto y cargada de aburrimiento, antes de una segunda lectura hubo un debate donde dimos nuestra opinión y ella nos dió datos de cómo la veía y sentía. En la segunda lectura, media hora después de la primera, todos y todas que habíamos coincidido en parte con esa primera interpretación, tuvimos que reconocer que no era lo que habíamos adjetivado como aburrida, empezamos a ver en ella aspectos que en una primera lectura no habíamos visto. Realmente teníamos nuevos datos que el texto obviaba, pero que ciertos o no, en la mente de la autora existían, y huelga decir que nos influyeron, y a pesar de ser inexistentes en la escrita, desde el momento que fueron mencionados, formaron parte de la vida del texto. Por suerte era un texto, pero en la vida, las acciones, las palabras de un instante solo se ven una vez y aunque nuestro cerebro reflexione sobre ellas, ya no son lo mismo que anteriormente habíamos vivido si no una parte de la media verdad que ya no podemos ver nuevamente en la realidad y cuantos más datos nos falten o nos sobren, mas fallamos en nuestras indagaciones, y cuantos más datos busquemos o encontremos con el humor agriado, mas negatividad veremos en los gestos, actos o palabras de una persona, a pesar de que esa persona no tenga porque tener tales intenciones.
Pongo el ejemplo de un texto teatral… “Esperando a Godot” de Samuel Beckett, es una obra del “Absurdo”, donde no existe un conflicto y está carente de acción (propio del tal estilo teatral), en su época fue juzgada como basura y criticada por escaparse de las reglas dramáticas marcadas por entonces, hoy en día es una obra venerada y de gran renombre en el mundo teatral, de la que se han hecho infinidad de versiones, incluso tuve el privilegio de disfrutar un gran montaje de tal texto en galego (he de reconocer que es un texto difícil de montar, no por su escenografía o su puesta en escena que pueden ser inimaginables, si no por que equivocadamente montado e interpretado puede ser aburrido, como el texto de mi compañera, ya que el público por lo general solo ve un pase de la obra y si añadimos un factor casual de que alguien le ha hablado negativamente de la pieza, su predisposición será muy diferente a si tal dato no hubiese existido).
No es que los críticos de aquella época no supiesen de lo que hablaban, simplemente los cánones que ellos seguían (incluidos los cánones y pensamientos sociales), o les impedían reconocer el merito de tal obra por no contradecir lo establecido, a pesar de pensar lo contrario, o simplemente no les dejaban ver el verdadero valor del texto, el juego existencialista y el sentido del sin sentido que creo que en sus palabras lleva. (a pesar de no ser yo muy participe de algunas de las ideas existencialistas.)
¿Cuantos y cuantas (sobre todo cuantas) fueron quemados o quemadas en la hoguera por ir en contra de lo establecido, de lo fervientemente creído como verdad? conocemos ejemplos a mansalva: Juana de Arco, Giordano Bruno, Jan Huns… muchos y muchas veían justo y necesario el asesinato de aquell@s “herejes”, estaban loc@s por pensar en la concepción de un universo diferente, o sentirse enviada de un Dios para reconquistar la Francia de Ingleses y Borgoñones, o plantearse una nueva forma de entender el cristianismo, o la no existencia de Dios , concepto humano que se puede probar con el razonamiento (de esto hablare otro día, con total respeto a todas las creencias y no creencias),en definitiva, por el simple hecho de pensar diferente e ir en contra de lo irrefutable.
En fin que me lio, no somos como creemos ser, si no como nos queremos o creemos ver dentro del mundo en que vivimos (y eso por nuestra parte), ¿o creéis que conocidos dictadores se ven como malas personas? Para ellos sus motivos son o eran justos, incluso necesarios. Pero para muchos y muchas son personas terribles, para otros y otras, venerados, y la historia los verá de una manera u otra, según lo que nos cuenten de ellos y la sociedad en la que se desenvuelva la información.

Las personas forman el mundo y como él, cambian de forma imperceptible o de bruscas maneras, ya que todo está en continuo movimiento.
null

Anuncios

6 comentarios

  1. a lo mejor no viene a cuento hacer esta pregunta aqui,pero me he acordado y bueno,si alguien me puede ayudar…genial.
    El caso es q hace unos años, en el insitituto, nos mandaron leer una obra q me dejo desconcertada y en cierto modo inquieta,aunq por aquellos tiempos me imagino q no tendria ganas de darle mas vueltas al asunto. Lo poco q recuerdo de esa obra es q habia dos personajes q vivian en un cubo de basura y toda la obra se desarrollaba en un casa…
    La verdad es q poco mas alcanzo a recordar,asi q si alguien sabe de q obra hablo,a pesar de las minimas pistas, estaria muy agradecida.
    mil besos!!!


  2. Mmmm, no te preocupes, si que viene a cuento y más si se trata de lectura… 🙂 No se dé que obra se trata, aunque verdaderamente me suena la descripción, danos más pistas… ¿es literatura, teatro, narrativa, cuento,…? Intentaré averiguarlo a ver si alguien sabe algo. De todas formas si alguien tiene la certeza de conocer el texto que lo digaaaaa… 🙂

    Bicooooooooooooooooos!!!!!!!!!!!!!


  3. es q no se…es triste reconocerlo,pero es q no m acuerdo de nada mas…
    debia de tener unos 14 o 15 años cuando lo lei y recuerdo q el comenatario mayoritario de la gente de mi clase era: “yo no entiendo nada…”. y es q el libro era desconcertante…
    yo solia comprar todos los libros de lectura q nos mandaban en el insituto,y por eso me parece raro no tenerlo por casa,pero bueno…cualquier aportacion sera agradecida 🙂


  4. mmm… en cierto modo me siento aludido… pero a lo mejor es que me doy demasiada importancia…


  5. Acabo de leer tu comentario David, joe me chocó… ¿Por qué lo dices?, ¿lo dices por este texto?…no va por nadie, es una reflexión, sacada a raíz de una conversación con una persona sobre otra reflexión mía anterior…XD.
    Solo es un pensamiento, una de mis idas de olla, ya sabes…xDDD.
    Si no estás de acuerdo con ella, tampoco pasa nada…al contrario…XD, que también puedes rebatir, joeeeee, que yo no me enfado por qué alguien pienses distinto, siempre y cuando exista respeto no me enfado…xDD (esto también lo digo para que quien quiera, incluido tu David, de su opinión, siempre respetando, que no veis que quien calla otorga, tanto para uno como para los y las demás, y no me gusta ni que los demás y las demás se otorguen verdades ni que me las otorguen a mí, si no poder rebatirlas y que me las rebatan, con sólidos argumentos, es una buena forma de aprender mucho…xDD)
    De todas formas te pido mil disculpas, que sin querer también se puede hacer daño, y gracias por decírmelo, que si no, no lo hubiese visto nunca y te hubieses quedado con el mal rollo sin yo saberlo, poder explicarme e intentar remediarlo. No se me pasó por la cabeza que alguien se pudiera sentir aludido. Si alguien más se siente así también le pido disculpas y le agradecería que me lo dijera… 🙂

    Si me lo permites, ¡¡la próxima historia que postee va por ti David!! Te la dedico, espero que te haga sentir ¡¡mejoooooooor!!! 🙂


  6. no te preocupes, lo decia por que algunas lineas, me recordaban a algo que escribí en mi blog, no hice el comentario de mal rollo, ni mucho menos. Y espero leer esa historia 🙂



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: