h1

Monólogo del joven Capitán(II parte)

febrero 5, 2007

-¿Algo más que añadir?
-No señor, eso es todo, fue así como sucedió, este ojo así lo ha visto; es viejo y siente un pesado cansancio mas nunca pierde detalle.
-Espere en la sala contigua, y haga entrar a su compañero.
-Si así lo requerís señor…
-Así lo preciso…pero antes una última pregunta… ¿estaba solo el capitán a la hora de desaparecer por estribor?
-Si, estaba solo, nadie lo acompañaba mas que el balanceo del barco y mi curioso ojo…bien, Garvin también andaba por cubierta, mas estaba más cerca de mi que del joven capitán.
-¿Y en que tarea ocupaba el tiempo?
-En pasear.
-¿A esas horas?
-Si, es muchacho algo extraño, mas no parece peligroso.
-Con exactitud… ¿Dónde se encontraba?
-A unos pocos metros de mi, en estribor.
-Bien, esto es todo marinero.
-Señor.
Frank Enojo marcha con una reverencia, y cede su puesto a su compañero y testigo.
-Siéntese y diga su nombre en alto.
-Garvin, Joe Garvin…señor.
-Cuénteme lo que sucedió.
-¿Referente al capitán?…señor
-Para ello estamos aquí.
-Bien señor, pero antes…
-¿Si marinero?
-Sin animo de molestar señor, pero, ¿podría interrogarme en otro lugar?, la sala en la que me sentaba antes de entrar aquí no estaba nada mal.
-¿Le altera algo en esta sala?
-¡OH! No…nada de lo que hay provoca tal en mi, es mas bien lo que no hay, señor.
-¿A que se refiere?
-Ventanas…señor, no hay ventanas, ni un triste ojo de buey.
-Comprendo marinero, de poco sirve la luz de esta candileja, mas siento decirle que tendremos que conformarnos con ella.
-Entiendo señor, perdone mi osadía.
-Cierto estoy de que para algo servirá…comience narrando los hechos que presenció.
-No son de mi agrado señor, mas aquí están tal y como los recuerdo…Estaba en cubierta, poco tiempo antes había saludado al viejo Enojo, que estaba al timón. Fue entonces cuando escuche al capitán, estaba alterado, o sufría alucinaciones, no se bien, pero no parecía regir como era frecuente en el, de hecho, llevaba días extraño, se planificaba un motín y los barcos son mas pequeños que los pueblos, donde todo llega a oído de las gentes. Seguro que andaba preocupado en tales verdades, y sus palabras de dolor cargadas no dejaban lugar a dudas.
-¿Qué exclamo?
-¿El capitán?…bien…creo que haciendo un esfuerzo podría recordarlo al completo…era algo así: “Muerte sois vos para mi, encerrada en la pesadilla de mis sueños, de recuerdos incompletos, de sensaciones por vivir, mas muerte sois, porque en vida os veo y no os huelo, os contemplo y nos os rozo, os pienso y mis pensamientos son fantasmas que navegan errantes, sin más destino que la locura de una marea impredecible, solo puedo imaginar si llegará un temporal, si un viento recio favorezca nuestra travesía, o nubes en torbellino separarán nuestras velas tal y como caprichosas ahora se placen en ello. Muerte sois, la mía en premura, aunque la vejez no ha atrapado mi rostro y mi rostro se muestra como una vieja calavera, muerte sois, porque muerte me dais, en cada mirada que me negáis, en aquellas que me mostráis incompletas, indescifrables, llenas de un misterio que no entenderé jamás, mas completan la muerte que me dais, imposible es vaciar los recuerdos de cariño, imposible dejar de querer a quien has querido, mas que el rencor o la venganza nos corroan como alimañas sedientas de placer. Muerte sois, alimento de mi ser, ponzoña de mi sangre, silencio de eternas disputas, muerte sois, a mi la regaláis, mas deseo que en vida se convierta y que muerte dejéis de ser, solo renovada vida que no perder, entre rumbos hacia los que naufragar, destino de todo navío que eterno no vivirá.” Luego hubo un destello en el cielo…
-¿Un destello? No me consta.
-¡OH! Bien, eso me pareció, en el horizonte, un pequeño resplandor mirando hacia popa, creo que solo yo lo pude ver, no vi que Enojo lo advertía, y cuando volví la mirada, mis ojos ya no veían al capitán, y mis oídos habían dejado de escuchar sus palabras. En ese momento supuse…señor, que el capitán se había suicidado, sus palabras era trágicas y llenas de cólera…y nadie mas había en cubierta para asesinarle. El viejo Enojo salio como navío en tempestad de su puesto de timonel para dirigirse al lugar donde el capitán había desaparecido.
-¿Eso es todo?
-Si, eso es todo…señor.
-Así es…por el momento, haga pasar a mi colega.
Garvin se retira, un hombre de corpulento aspecto hace acto de presencia, no sin antes saludar cortésmente.
-¿Algo en claro?
-Demasiadas posibilidades.
-Esto huele a motín Peter, seguro que los dos mienten como bellacos, a igual que el resto de la tripulación que mantiene su cuartada de estar dormidos por el ron.
-Cierto estoy de que mienten, mas no en todo y en lo que mienten no lleva voluntad propia alguna.
-Rápido sacas conclusión.
-Más veloces son las tuyas, bien apreciado Jonh. Comencemos por el joven Garvin, inexperto marinero, condicionado en gran parte no por su barba lampiña, si no por su miedo a la oscuridad, como bien denotaban sus sudores fríos durante la charla.
-Es mas probable que sudara por que mentía.
-Es mas probable lo improbable, ya que como verdad no se ve lo que se sale de lo que creemos corriente, no buen John, no, su mirada contemplaba los negros muros de esta sala con autentico terror…por cierta damos su excusa para estar en cubierta, como cada noche, hasta que el sueño vencía su cuerpo y su enfermedad.
-¿Y que me dices de ese Frank Enojo?, tiene pinta sospechosa.
-¿Quien no, cuando es mirado con malos ojos?, pero es tan inocente como tu o como yo.
-¿Un tuerto de timonel?
-El único, junto con Garvin, sobrio aquella noche y con mas conocimientos para guiar el navío a pesar de su limitada visión.
-Entonces …el capitán ebrio se tiro por la borda, asunto concluido.
-De nuevo herráis.
-Si no se tiro, hubo de caerse.
-La mar estaba ciertamente calma, solo se balanceaba.
-Entonces, ¿que concluís?
-Que fue asesinado.
-¿Acaso sabéis el nombre de tal malhechor?
-No, solo se que no es tan bueno escabulléndose que como poeta.
-Me cuesta comprenderos.
-En nada han mentido ambos, en nada de lo que han dicho, pero ambos saben quien es el asesino.
-Si saben quien es el asesino mienten, afirman ambos que nadie mas estaba en cubierta.
-Yo no he dicho que el capitán fuese asesinado en cubierta. Solo he dicho que fue asesinado.
-¿Cómo?
-Con algún veneno en el alcohol, he de suponer.
-Y como llegáis tal conclusión, siendo mas probables tantas otras.
-El monologo del capitán.
-¿Qué…eh…de que habláis?
-Sus últimas palabras antes de desaparecer.
-En eso coinciden ambos.
-¿Y acaso no sospecháis de tal coincidencia?…Dos hombres, frente a un mismo hecho, en el cual perciben y por hecho recuerdan cosas diferentes… ¿Cómo pueden recordar tan mañas palabras sin que una sola coma sea diferente en ambas versiones?
-Tal hecho entonces los condena más.
-No, ya que su sinceridad rebosa por los rincones, por lo menos en lo que han afirmado.
-Cada vez os comprendo menos…deberíamos colgarlos a todos por traición.
-Ambos afirman no comprender el estado del capitán, a pesar de escuchar sus palabras y recordarlas tan bien. Mas sus palabras, a pesar de cierto tono poético, son claras y no dejan lugar a dudas de la pena del capitán, cualquiera que pudiera recordarlas con tanta maña, seria quien de comprenderlas y si ambos afirman no comprender al capitán, se descubren con su propia verdad.
-Entonces, ¿de donde han sacado esas palabras?
-Del asesino, que en un intento de encubrir seguramente su nombre exclamado por el capitán antes de morir, ha inventado tal poema a sabiendas de los cultos gustos del joven capitán, y por supuesto ha amenazado o sobornado a tan dóciles marineros, que su único delito es no haber estado ebrios aquella noche.
-¿Entonces?
– Debemos buscar un poeta entre la trupulación y el veneno que debió utilizar para asesinar a su capitán y deseémonos suerte para que mi deducción no sea errada, si no tendríamos que comenzar de nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: