h1

Encontrando en el baúl de mis recuerdos.

febrero 21, 2007

Érase, es y será una vez, una chiquilla llamada Alegría, siempre vestida de vivos colores vagaba de un lado a otro, sonriendo, bailando al compás de un vals vienés de días y noches, mientras flores con espinas y sin ellas, danzaban en una coreografía que hacía mas grandes sus alocados movimientos, a su paso las hierbas brotaban, la música…esperad un momento, ¿que estoy haciendo, un cuento de hadas?…¿pero de que estoy hablando?…y además para que…sabéis perfectamente que luego aparecerá una chiquilla llamada Tristeza, que habrá un moraleja final donde la Alegría sea el motivo para mover un mundo… ¡bah!…que mas da, ¿Quién escucha las palabras?, ¿Quién se plantea estar equivocado? ¿Quién odia sin saber que quiere? ¿Quién no sonríe con tristeza escondida? ¿Quién ve la soledad?…¿quien, quien, quien?… ¡y que mas da!, ¿acaso no os atrapa la soledad?, la maldita soledad a pesar de estar rodeado de una multitud, ¿acaso no sentís el miedo revoloteando como ave de carroña en vuestro alrededor?…sigiloso, comidiendo cada palabra que sale de nuestras bocas, cada acto, cada gesto…¿Qué importan los cuentos de fantasía, que importa metaforizar sobre la Alegría y la Tristeza si desconocemos tanto sobre ellas?…sobre nosotros y nosotras mismos y mismas…y digo mil te quiero, miles, cientos de miles, y que mas da si son incomprendidos, si nadie los escucha, porque escuchar se ha convertido en un don, y que mas da que todo lo creído se resuma a una idea de nuestros sentimientos que nada va con lo que expreso y creo, y que mas da si la vida no es un cuento de hadas en el que Alegría nos atrape y nos meza sin el miedo que agrava la tristeza, y que mas da si en ese cuento de hadas no perdemos el tiempo en rencores incesarlos, en odios por nada y para nada que no van a cambiar el destino de todos y todas, cuando la tumba sea nuestro hogar…y que mas da…¿Acaso iban a cambiar algo mis palabras? ¿Acaso puedo estar cierto de non ser comprendidas equívocamente?… ¡y que mas da!, si solo soy el reflejo de un pestañeo, el escupitajo de materia que algún día he de devolver a la madre tierra, y que mas da…y que…pero me recuerdas, tu que tanto me miras con pupilas dilatadas, tu que sonríes cuando te sonrió, tu que me temes al desconocerme, tu, y tu…y tu también, que me lees y te encuentras, que te preocupas de cómo caminara mi vida después de tanto tiempo, tu que el tiempo nos separó por la inconsciencia de no saber ser nosotros mismos, tu de quien recibo un mensaje inesperado, tu que ves luces en las nubes e imaginamos juntos otros mundos que conocer y explorar…y me aferro a esa esperanza, fuertemente, como si la vida dependiera de ello, mas alegría no veo, solo el simulado gesto de un momento divertido…y al pensarte, sea quien sea en quien pienso, busco tu sonrisa, la mezclo con la mía y suspiro porque Alegría baila en nuestro cuento, y no hay miedos, solo eternas palabras, abrazos, juegos…risas y calidos silencios, y no hay escudos, pasos atrás o malos entendidos, y no hay finales de muerte con remordimientos y pensamientos de rencor, solo lluvia que acaricia nuestro pelo, que lo empapa de frescura y naturalidad para que en un guiño el arco iris acompañe nuestros sueños y alegrías, y no hay malos pensamientos, dobles sentidos y sentimientos equívocos, solo cariño, la pasión de ser humanos, de vivir con lo inesperado de un momento, con mirar las estrellas y ponerles nombre de emociones agradables, y desear que cada una de ellas comparta con nosotros cada momento. Pero despierto y solo veo tristeza, en los ojos que me quieren, en los que me temen, en tantos y tantas…la tristeza de sentirnos pequeños y hacernos ver fuertes y audaces, la tristeza de vernos solos y solas, con pensamientos escondidos, con deseos incomprendidos, tachados de locos, de simples, de mentirosos, de inocentes, de ignorantes o prepotentes, escudándonos en ideas, morales, pensamientos normalizados o opuestos a lo establecido…nuestros escudos para disfrazar lo que muchos y muchas aun no hemos perdido…la humanidad que llevamos dentro y que me hace recordarte, a ti…a ti…si, si…a ti también, a ti también.
null

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: