h1

Un día como otro cualquiera

marzo 2, 2007

Un Viernes creo recordar…¿o un Jueves?…no, no, era Miércoles porque…en fin un día como otro cualquiera, estábamos en la cafetería de la Plaza de Galicia, junto a la escuela, tomando cafés y colacaos, como siempre, charlando o formulando teorías sobre el comportamiento humano, el teatro, o el último detalle gracioso que le había pasado a alguien aquella tarde… el reloj marcaba las once menos cuarto y era Noviembre de 2012, es decir esto aun no paso, ni nunca pasará, pero lo recuerdo como si hubiese pasado ayer mismo.
La noche se mantenía clara, a pesar de el avanzado mes, un grupo de estrellas se entreveían entre las luces de la ciudad, y yo abstraído, sumido en cierta melancolía, removía lentamente mi café con la cuchara… en una de estas la eleve un poco del oscuro liquido y se me resbaló de entre las manos precipitándose al suelo sin remedio, me agache y antes de recogerla la observe…pobre, parecía tan desvalida allí sola, entre el sucio suelo, que me encariñe con ella y la llame Cucharilla…Cucharilla y yo nos hicimos muy amigos, en quince minutos, hasta las once, vivimos mil aventuras mientras la secaba y limpiaba dulcemente, con servilletas “Gracias por su visita”; Por un instante, hacia las once menos ocho minutos, pensé que la perdía de nuevo, cuando el camarero vino a recoger lo consumido…suerte que me quedaba aun café en la taza y pude disfrutar de la grata compañía de Cucharilla por un momento más, pero todo había de cambiar, y no gracias al camarero o a mis torpes manos causantes del casual encuentro entre Cucharilla y yo…hacia las once menos un minuto el cielo se oscureció de repente, parecía que se avecinaba una buena tormenta, sobre todo porque sonaban truenos en la lejanía…no supimos hasta un largo tiempo después…exactamente un minuto…lo que realmente estaba sucediendo.
Mire para cucharilla, temblaba, en un primer momento me preocupe por ella, pensaba que estaba intranquila por algo, e imagine que era a causa de la tormenta, siempre pensé que las cucharillas como las aves en general, tienen el don de predecir el tiempo, luego me di cuenta de que algo no iba bien, había fumado muchos canutos y estaba hablando con una cucharilla a la que llamaba Cucharilla, en ese mismo momento, me percaté de que quien temblaba era yo y la cucharilla conmigo, de hecho todos y todas las presentes, incluido mobiliario del bar, temblábamos como si de un suave terremoto se tratase.
Nos sorprendimos y nos asustamos por un momento, pero en pocos segundos ceso, justo a las once en punto. Respiramos aliviados y aliviadas por un segundo, y a continuación, la desesperación llego a nuestros corazones, y el llanto se hizo presente al saber que nada bueno estaba revoloteando en el mundo…a pocos metros de nuestra posición, en la plaza y a la intemperie, pudimos verle tras el cristal y aunque nuestros ojos no daban crédito, algo dentro nos decía que era real…Homer Simpson se presentaba en nuestro mundo, quizás estábamos viviendo una segunda parte de aquel episodio en el que Homer acaba entrando en el mundo real, quizás era una raza de extraterrestres o algún Dios, o Diosa, que art@ de nuestras barbaridades había decido adoptar la forma de ídolo humano para que confiásemos…no sabíamos que, o lo que, nos miraba con tristeza y rabia, pero el miedo paralizo nuestros cuerpos y más cuando empezó a dirigirse hacia nosotros lento, pero seguro. Entre un par de pasos de Homer, o lo que fuera, se me paso la idea por la cabeza de estar viviendo una paranoia, y supuse que el camarero me había echado algo en el café…mire a mi alrededor y vi a los y las demás como mostraban las mismas actitudes de curiosidad y miedo, estaba claro no era el único que lo veía, así que supuse que no era el único al que habían drogado la bebida.
Encendí un canuto para relajarme, mientras el curioso dibujo animado se acercaba más y mas…si habéis oído bien…en 2012 puedes comprar marihuana en los estancos, ya…que no os lo creéis…pues es como lo recuerdo, y bien que lo recuerdo, nunca podre olvidar tan magna historia de nuestras vidas. En la segunda calada el camarero agarro fuerte una botella, con disposición de zurrarle en el momento que entrase por esa puerta… ya salía la desconfianza a poner las cosas más difíciles…le acerque el porro, me miro y en un par de segundos de silencio, cogió el porro se lo puso en la boca, sirvió rápidamente dos copas de vino y me dijo…”si vamos a morir que sea alegremente”…la frase no me sonó muy de Oscar´s, y la interpretación de chico duro no me convenció, se veía que estaba acojonado…no comprendía porque la gente se acojonaba, o pensaba que iba a morir, pero esa parecía ser la sensación global que recorría las asustadas mentes…si, era un dibujo animado, un personaje de ficción que se presentaba en nuestro mundo tal y como era, pero, ¿que nos podía hacer?…fue cuando me di cuenta porque temblaba la gente, era Homer no Blanca Nieves…todo podía ser posible.
Homer abrió la puerta y tod@s retrocedimos un par de pasos mientras él se dirigía a la barra sin mirar para nadie, se sentó en una de las sillas y exclamo a un camarero en retirada…”Moe estás ahí?…ponme una birra que estoy seco”… alguien tubo el atrevimiento de exclamar un: “¿Qué quieres?” y Homer lentamente se giro y nos miro a todos y todas con cierta rabia…”Una cerveza, ¿es que no me habéis oído?” … “¿Cómo has llegado hasta aquí?”, se atrevió a preguntar otra persona…Homer se quedo pensativo y con rabia, la misma que arrastraba en su lento caminar hacia el bar, nos asustamos mucho y sentimos que nos iba a contestar con algo muy importante….”Marge…dijo…esa Marge….” Y refunfuño para a continuación mirarnos incrédulo…”Mosquis, sois del mundo real”…Homer estaba tan perdido como siempre…fue entonces cuando un nuevo temblor nos sacudió levemente, con un cielo que se oscurecía cada vez más, pero esta vez el temblor duro mucho mas y delante de nuestros ojos cuando todo ceso, nuevos personajes de animación aparecieron en la realidad, allí estaban algunos de ellos…Son Goku (este nos acojono más que Homer) y Vegeta que venían dándose de ostias todo el camino, se habían apostado una ronda de sake, también aparecieron, Marco y su mono Amedio que con sendos megáfonos iban preguntando por su mamá en varias lenguas…suerte que antes de llegar a la puerta del bar se les acabaron las pilas…en un grupo de tres hicieron acto de presencia, Bryan el perro de Padre de Familia que en vez de acercase a la cafetería, vio la tienda de mascotas abierta y se fue a comprar un collar nuevo, Lila de Futurama que debido a su solo ojo se iba dando de leñes contra farola o pared que encontraba,( ahora sabía como se sentían los ciclopes de la mitología griega) y Mortadelo disfrazado persona real que después de un par de copas supimos que no era Mortadelo si no una persona real que se parecía mucho a él.
Hubieron de aparecer muchos más, en todas partes del mundo, y de toda clase de personajes…el mundo había mudado de repente y esto suponía muchos cambios. Los científicos, tras arduas investigaciones, grandes sumas de dinero y tiempo, consiguieron averiguar que un tomate y una manzana se pueden mezclar genéticamente y que sus sabor queda muy bien en las ensaladas, pero nada descubrieron sobre el misterioso origen de aquellas apariciones, y le pasaron la pelota a la iglesia que en su afán de no demostrar sus dogmas, porque son dogmas, dijeron: “Es un castigo de Dios”, y muchos y muchas, se pusieron a darles de leches a los dibujos y a llamarles terroristas.
Fue cuando se perdió para siempre mi sueño de montar una empresa especializada en tratamientos psicológicos para dibujos animados malvados, que debían estar muy quemados de tanto perder en cada episodio con su humillación correspondiente, por un tiempo se escuchaban incluso rumores de que muchos querían cambiar y ser menos malos, y con tanta clientela no podía perder la oportunidad de forrarme…pero la guerra trastoco mis planes…encabezando el bando de los humanos…el presidente Arbusto…en el lado de los Dibujos…Stewe, el perverso bebé de padre de familia…yo, fumando un canuto haber si se me quedo dormido y se me pasa la paranoia.

¿¿¿Continuara???… solo si queréis.

Anuncios

4 comentarios

  1. olaa ya instalé!! q way, te lo digo por aki pk aun no bajé el msn… y weno ahora tengo q pirar, asik supongo q t vere en el teatro… No me da tiempo a leer todo el texto, sólo leí el primer parrafo.. año 2012? mmmm tratará sobre el fin del mundo¿? jaja, haber con qué me sorprendes… xDDD
    besoss ***


  2. xDDDD, ¡¡¡holaaaaaaaaa!!!, me alegro que no te diera problemas la instalación…xDDDDD..ui,ui,ui, mejor no te cuento nada en lo referente al texto, léelo y luego me haces la critica…xDDDDD…¡¡¡¡¡besoooooooooooooooooooooooooooooooos!!!!!


  3. jaajajaa, vaya si me sorprendió, nada de fin del mundo.. mecachiss… xDDD que continúe, que continúe!


  4. xDDDDDDDDDDDD, continuaré entonces, continuará…xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: